• Featured entry

OFICIALISMO DESVIRTUA PERIODISMO VENEZOLANO Y ASI PROTESTAS OPOSITORAS

  • La imagen destacada de una protesta frente a la policia y Guiardias Nacionales, es del 7 de noviembre de 2016, la usé para expresarle a la opinión pública que han transcurrido más de 2 años de protesta en Venezuela por falta de alimentos y medicinas, ahora oficialistas quieren borrar estas imágenes y alterar la realida de VEnezuela.
  • Ya han muerto 6 personas en las protestas, contra el Tribunal Supremo de Justicia y el Gobierno del Presidente Maduro.
  • ETICA PERIODISTICA EN TELA DE JUICIO, por “supuesta” entrevista ligada a personeros del oficialismo.
  • Oficialistas emprenden campaña para desvirtuar las acciones de protesta y generar dualidad entre la oposición y la opinión pública internacional, así lo registran las redes sociales y medios de comunicación web internacionales.
  • Reporteros gráficos cuestionan falsas acusaciones, especialmente aquellos que trabajan de manera “freelance” o como colaboradores de agencias internacionales que cubren los hechos que se suscitan en el país.
  • Imágenes e información sobre protestas en Venezuela quedarían bajo la lupa de un gobierno que ha manipulado al pueblo venezolano, por 18 años.
  • Ahora, la pobreza, el ciudadadno que come de la basura, la indolencia del gobierno ante falta de medicinas, es una manipulación de la oposición.
  • En Barquisimeto fallecen por falta de insumos los pacientes renales, “éso será manipulación, o los pacientes mienten.
  • Voceros oficialistas aseguraron ante los medios “la inseguridad sólo está en la mente de los venezolanos”, y las estadísticas muestran cifras anuales alarmantes

En mi extensa trayectoria como periodista, que ha ejercido en múltiples circunstancias y ha estado en los Golpes de Estado, dados a los Presidentes Carlos Andrés Pérez, y posteriormente Hugo Chávez, así como una activa estudiante en la Universidad de Los Andes, considero que existe mayor manipulación de la información, cuando surgen “supuestos entrevistados”, sin posibilidad de ser verificada la fuente, porque en Venezuela, a diferencia de otros países, las fuentes informativas deben ser expuestas, de no ser así quedan en entredicho o simplemente son consideradas “FALSAS”:

Nosotros los periodistas de valores éticos afianzados, durante la época de estudio contamos con la enseñanza de una vieja escuela comunicacional que nos recalcó el ejercicio de la carrera con el debido respeto y la pasión de desempeñarla con la frente bien en alto, y por ende nos inculcaron la “negación a la manipulación”.

Durante mucho tiempo, y precisamente en estos 18 años, el tema de la manipulación mediática ha estado en la palestra pública, y es ése el objeto a analizar, porque un gobierno dedicado a “exterminar los medios de comunicación existentes -RCTV- para posicionar medios oficialistas”, tiene una connotación enteramente política, es decir: usar a los medios en beneficio de manipular e informar lo que más convenga sobre el organismo o institución de interés.

Como docente de la carrera de Comunicación Social durante más de 10 años, tuve la oportunidad de supervisar las pasantías de los estudiantes proximos a graduarse, y en el caso de ingresar a dependencias del ESTADO, generaba tristeza el uso y abuso de la inteligencia de los estudiantes al obligarlos a escribir y decir “mentiras”, en fin, el estudio de la manipulación mediática la vienen aplicando en el entorno del Gobierno venezolano, y prueba de ello es querer poner en tela de juicio el malestar del pueblo, generando “potes de humo”, con información nada fiable.

Captura-de-pantalla-2017-04-12-a-las-15.57.51.pngEsta imagen, un montaje bien expuesto, sólo puede ser parte de un programa en función de desestimar el trabajo de profesionales serios.

Las siguientes declaraciones, osadas y poco serias, muestran a una supuesta estudiante, carente de valores éticos para el ejercicio del periodismo, es de evaluar que informaciones de este estilo, sólo aportan falta de credibilidad, por una fuente imprecisa.

Cada quien sabía cuál era su trabajo en las protestas estudiantiles, algunos provocaban, otros se enfrentaban a los guardias y era justo en ese momento cuando yo aprovechaba para tomar la foto perfecta… si tenía suerte… eran 100 dólares seguros para mí”. –Elba Camacho, Fotógrafa Encubierta, Guarimbas 2014, Venezuela-

La primera vez que me topé con Elba (nombre ficticio) fue en un curso de producción audiovisual de una reconocida Escuela Audiovisual de Caracas. La mayoría de los presentes eran estudiantes muy jóvenes provenientes de algunas universidades privadas del país, UCAB, Monteávila, Santa Rosa y Santa María, por nombrar algunas, SUPUESTAMENTE.

Elba tiene 23 años y es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Su decisión de contarnos la experiencia que vivió obedece a una lección que le dio la vida, en el año 2016, que le hizo cambiar de opinión respecto a la violencia, la manipulación y las mentiras.

Fotografiando las guarimbas

En esta nota, en la que supuestamente se toma el testimonio de una “estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila”, que bajo el seudónimo de “Elba Camacho”, describe que durante las llamadas guarimbas de 2014 fue contratada como fotógrafa por un diputado opositor que le pagaba entre 50 y 100 dólares por gráfica, y que esas fotos que tomaba debían tener impacto visual y que debía estar en “el momento exacto en el que uno de los protestantes atacara a un Guardia Nacional (GNB) o a un agente de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)”, para hacer la toma más apetecible.

“La idea era resaltar la reacción de los guardias hacia los muchachos que estaban protestando. Si un guardia agredía a uno de mis compañeros, o se defendía, el trabajo estaba hecho, mientras más se pudiera mostrar la ‘represión’ de los GNB, mejor. Cada quien sabía cuál era su trabajo en las protestas, algunos provocaban, otros se enfrentaban a los policías y era justo en ese momento cuando yo aprovechaba para tomar la foto perfecta, si tenía suerte, eran 100 dólares seguros para mí…”
Las siguientes declaraciones, osadas y poco serias, muestran a una supuesta estudiante, carente de valores éticos para el ejercicio del periodismo,
Cada quien sabía cuál era su trabajo en las protestas estudiantiles, algunos provocaban, otros se enfrentaban a los guardias y era justo en ese momento cuando yo aprovechaba para tomar la foto perfecta… si tenía suerte… eran 100 dólares seguros para mí”.
Elba Camacho, Fotógrafa Encubierta, Guarimbas 2014, Venezuela
La primera vez que me topé con Elba (nombre ficticio) fue en un curso de producción audiovisual de una reconocida Escuela Audiovisual de Caracas. La mayoría de los presentes eran estudiantes muy jóvenes provenientes de algunas universidades privadas del país, UCAB, Monteávila, Santa Rosa y Santa María, por nombrar algunas, SUPUESTAMENTE.
Elba tiene 23 años y es estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila. Su decisión de contarnos la experiencia que vivió obedece a una lección que le dio la vida, en el año 2016, que le hizo cambiar de opinión respecto a la violencia, la manipulación y las mentiras.
Fotografiando las guarimbas
En esta nota, en la que supuestamente se toma el testimonio de una “estudiante de Comunicación Social de la Universidad Monteávila”, que bajo el seudónimo de “Elba Camacho”, describe que durante las llamadas guarimbas de 2014 fue contratada como fotógrafa por un diputado opositor que le pagaba entre 50 y 100 dólares por gráfica, y que esas fotos que tomaba debían tener impacto visual y que debía estar en “el momento exacto en el que uno de los protestantes atacara a un Guardia Nacional (GNB) o a un agente de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)”, para hacer la toma más apetecible.
“La idea era resaltar la reacción de los guardias hacia los muchachos que estaban protestando. Si un guardia agredía a uno de mis compañeros, o se defendía, el trabajo estaba hecho, mientras más se pudiera mostrar la ‘represión’ de los GNB, mejor. Cada quien sabía cuál era su trabajo en las protestas, algunos provocaban, otros se enfrentaban a los policías y era justo en ese momento cuando yo aprovechaba para tomar la foto perfecta, si tenía suerte, eran 100 dólares seguros para mí…”

A quien se presta a realizar este tipo de entrevista, sólo se le puede preguntar, “si usted era un estudiante, con convicciones serias, y valores éticos, lo idóneo era no aceptar ése tipo de propuestas de trabajo, ya que usted debe conocer la diferencia entre lo bueno o lo malo, de no ser así la supuesta Elba Camacho, carece de ética y se vende por seis monedas de plata… Porque YO lo hice en mi momento!!!, y por razones nada parecidas, fui despedida, juzgada y perseguida, no con la severidad de periodistas como Patricia Poleo, y otros más, pero si con la imposibilidad de accesar a un trabajo dentro de una dependencia gubernamental”.

Por Yliana Duque

About the Author

Yliana josefina duque rojas

Periodista, egresada de la Universidad de Los Andes, con amplia experiencia en el ejercicio de la profesión. Investigador, Docente universitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *