El documental de una familia de músicos en Bruselas

Existen menos formas de retratar a un piano de las que uno cree, afirmó el realizador argentino Mariano Nante, quien para su ópera prima –el documental La calle de los pianistas– registró durante tres meses la vida diaria de la familia de músicos Tiempo-Lechner en su casa en Bélgica.
Nante conoció a Natasha Binder, la joven música que protagoniza su película, gracias a la periodista y productora del filme, Sandra de la Fuente. Juntos viajaron a la ciudad belga de Bruselas y se acercaron a la prodigio de origen belga-argentino para narrar la historia de su familia de músicos, así como su encrucijada personal ante un futuro prometedor como concertista de renombre internacional.
Así es que el cineasta y un pequeño equipo de producción comenzó a convivir en la rue Bosquet, donde filmaron la vida cotidiana de los Tiempo-Lechner, al igual que la de su vecina, la célebre pianista argentina Martha Argerich, cuya presencia secundaria terminó de bautizar a la calle belga.
Nante dijo a El Observador que decidió tratar a los participantes de su documental como si fueran personajes de una ficción. El largometraje no contiene elementos tradicionales del género como las entrevistas a cámara o una voz en off, sino que en cambio es relatada mediante la cotidianeidad de los protagonistas.
“(Su vida) era un mundo propio más que un tema para un documental”, explicó el argentino. “La película la tenía que descubrir en Bruselas. Me di cuenta que no era sobre la calle en abstracto sino sobre ellas dos: Natasha y su madre (Karin Lechner), con el lugar como trasfondo”.
Tras su estreno en 2015, La calle de los pianistas fue elogiada por la crítica argentina. El filme fue galardonado como Mejor documental en los premios Sur y Cóndor de Plata, otorgados por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas y la Asociación de Cronistas Cinematográficos de ese país, respectivamente.
Ese reconocimiento impulsó la carrera de Nante, quien ahora se encuentra al frente de dos proyectos cinematográficos. El primero es un documental biográfico sobre el músico Astor Piazzolla, dirigido por Daniel Rosenfeld y producido por Nante.
“Tiene mucho material inédito que no se ha visto de él (Piazzolla), aportado por la familia”, describió el director, quien adelantó que prevé el estreno del largometraje para este año. “Se concentra en su infancia y en las raíces de su música, su contacto en Nueva York con el jazz y la música italiana, y cómo lo influenciaron”, indicó.
Ademas, Nante prepara su primera película de ficción, que también circulará en torno al mundo de la música al centrarse en el ámbito de la ópera argentina. El filme comenzará su producción en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *