Demandan a Florida Power & Light por contaminación del mayor acuífero que sirve a Miami-Dade

Dos grupos ambientalistas de Florida anunciaron hoy que presentaron una demanda federal contra la mayor empresa eléctrica estatal por la salinización y contaminación del mayor acuífero que sirve al condado de Miami-Dade.

Directivos de la Alianza Sur para Energía Limpia (SACE) y la Sociedad Tropical Audubon señalaron que iniciaron este proceso legal porque “desconfían” del plan para remediar los daños propuesto por la Florida Power & Light (FPL) y también de las acciones del Gobierno estatal para controlar esta polución de aguas.

Stephen A. Smith, director de SACE, se mostró “insatisfecho” con el plan de restauración de FPL y señaló en rueda de prensa que este “no va a remediar los problemas” de contaminación a cargo de la planta nuclear de Turkey Point, en las inmediaciones de Miami.

Smith criticó que FPL no hace uso de “la mejor tecnología disponible” para evitar la contaminación del acuífero que surte a unos tres millones de personas, y que no cree el argumento de que estos trabajos son “técnicamente imposibles”.

En el mismo sentido se expresó Laura Reynolds, consultora de SACE, quien dijo desconfiar de FPL y del Departamento de Portección Medioambiental de Florida (DEP, en inglés), al señalar que lo propuesto hasta el momento es una “simple curita que no soluciona de forma permanente las causas del problema ni el problema”.

La contaminación y salinización es provocada por el sistema de enfriamiento de Turkey Point, que tiene dos generadores nucleares, y afecta además varias áreas de protección ambiental, entre ellas, uno de los tres mayores arrecifes de coral del mundo.

Ambos grupos, que habían dado un plazo de unos cuatro meses a FPL para que emprendiera un plan serio de contingencia, presentaron este martes la demanda ante la Corte del Distrito Sur de Florida.

Desde hace por lo menos cinco años hay evidencia clara de la contaminación del acuífero Vizcaíno y la Bahía de Vizcaya, que además amenaza áreas protegidas del sur de Florida, entre ellas, incluso, los Everglades, que son considerados la mayor reserva subtropical de Estados Unidos.

Smith explicó que la demanda fue un último recurso, después de revisar durante los últimos cuatro meses los planes tanto de FPL como de DEP, y anunció la presentación las próximas semanas de un nuevo estudio sobre los estragos causados por la planta nuclear.

Una investigación reciente de la Universidad de Miami detectó filtraciones de tritio en los canales de refrigeración conectados a Turkey Point, ubicada en la ciudad agrícola de Homestead, al lado del Parque Nacional Vizcaíno.

El tritio es una forma radioactiva de hidrógeno que es considerado un “rastreador” de las fugas de centrales nucleares, y en este caso muestra hasta dónde ha llegado el agua salada de Turkey Point, muestra que hay filtración.

Ambos grupos ambientalistas temen que el impacto de la planta salinice no sólo el principal acuífero del condado Miami-Dade, sino que altere el ecosistema del Parque Nacional Vizcaíno, una reserva de unos 173 acres, de los cuales el 95 % es marina.

Las organizaciones, que acusan a DEP de fallar en el control de FPL, decidieron acudir este martes a las cortes federales aludiendo a violaciones de la Ley Nacional de Agua Limpia, y además esperan con esta demanda acceder a documentos oficiales que, creen, les dará una mayor idea del alcance de esta polución.

Según la demanda, algunos de los elementos contaminantes, además del exceso de salinidad y el radiactivo tritio, son fósforo, amoniaco, TKN y nitrógeno total, entre otros, tanto en aguas superficiales como subterráneas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *