Pandilla ocultó cuerpo de marero ligado a crimen

José Baltazar García Aguirre, un supuesto cabecilla de la mara Salvatrucha (MS) reclamado por el crimen en perjuicio del periodista Nicolás Humberto García Silvestre; murió el lunes pasado en tiroteo con policías, según informó la Policía y la Fiscalía.

García Aguirre era reclamado por el Juzgado de Instrucción de Ahuachapán con fecha del 6 de junio del 2016.

Por haber asesinado al periodista comunitario, cuatro pandilleros fueron condenados a 20 años de prisión en octubre pasado. El crimen se cometió el 10 de marzo 2016,  en represalia porque se resistió a ingresar a la pandilla.  García Aguirre era investigado por el crimen de un  familiar de un agente de la PNC, registrado el año pasado en Ahuachapán.Las autoridades policiales aseguraron que pandilleros que mantienen presencia en Tacuba, pretendieron ocultar que García Aguirre había muerto en el tiroteo con policías, aparentemente para no desmotivar al resto de mareros que tienen presencia en el referido municipio.

El informe policial detalla que la mañana del lunes pasado se produjo un tiroteo entre pandilleros y policías en el sector de El Carrizal de Tacuba. Aparentemente los pandilleros tenían un campamento improvisado y fueron sorprendidos por las Fuerzas Especiales de la Policía.

Los mareros habrían huido del lugar, entre éstos García Aguirre, quien fue llevado a una clínica particular para que recibiera atención médica, según la Policía.

En el sitio, los policías hallaron munición para arma y objetos personales que hacen sospechar que esa mara que mantenía un campamento.

Por la noche, patrullas policiales interceptaron un pick up que transportaba un ferétro y dentro del mismo iba el cuerpo de García Aguirre.

Los hombres que llevaban el cuerpo entregaron una constancia de defunción médica en la que se aseguraba que murió de una convulsión.

Lo que llamó la atención de las autoridades es que ni Fiscalía ni el Instituto de Medicina Legal habían relizado el reconocimiento legal de la muerte de García Aguirre.

La Policía sospecha de que la constancia médica había sido alterada para evitar de que fuera reconocido legalmente por la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal. El reconocimiento del supuesto cabecilla fue realizado la noche del lunes en el sitio donde fue interceptado el pickup.

Las autoridades le reconocieron varios impactos de bala en los brazos y otras partes del cuerpo, lo que hace suponer que la víctima pudo haber muerto de una convulsión por la pérdida de sangre a raíz de las lesiones de bala.

Supuesto pandillero  muere en tiroteo

El menor José R., de 17 años, murió la tarde de ayer en un aparente tiroteo que se registró en las afueras de Zaragoza, La Libertad. Fuentes policiales aseguraron que el joven, quien supuestamente era pandillero, estaba junto a otros mareros cuando se produjo el tiroteo.

Otro dos homicidios fueron registrados la tarde del martes;  uno en de un marero que se “enfrentó” a policías en cantón Cuapa de Santo Tomás. Y el otro en el caserío Amayito del Cantón Azacualpa, Panchimalco.

 

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *