Víctor Amenero, el chico que se divierte sudando

Un día de verano en el balneario de Pimentel en Chiclayo, Víctor Amenero (28) tomó prestada la tabla de surf de su amigo y por primera vez entró al mar con una. Se paró en ella en la primera ola. Lo que puede demorar algunos días o semanas para aprendices de surf él lo hizo solo con la voluntad de quien no cree en imposibles y la pasión de quien lleva años observando, sin atreverse a hacerlo.

NACE UNA PASIÓN
De pequeño vivió en Punta Negra, se crio ahí. Viendo a sus amigos y vecinos practicando el surf, despertó en él la pasión por ese deporte y decidió que sería tablista profesional. “Soy la oveja deportista de la familia. Mi familia no tenía esa cultura, yo siempre quise tener una vida de deportista calificado”, dice Amenero. Empezó tarde como profesional del surf, a los 23 años, aunque siempre tuvo contacto con el mar. Para su familia era relax, para Amenero siempre fue una meta.

Participará este fin de semana en el Inka Challenge 2016, un torneo de resistencia, rendimiento físico, resistencia cardiovascular y fuerza: paredes para saltar, jalar llantas, baldes con piedras que cargar, trepar soga, entre otros. Todo dentro de un circuito de tierra en el que muchos han colapsado. Es una mezcla de rendimiento, fuerza y potencia.

Decidió participar en el Inka Challenge porque, cuando se le presentan periodos largos sin campeonatos de surf, Amenero debe estar activo y no perder el ritmo, y eso lo mantiene al cien por ciento.

Es tablista profesional desde hace 5 años en el circuito profesional, pero le gusta hacer fitness y se prepara para estar con buena resistencia para las carreras en torneos como el Inka Challenge y buena preparación para el agua en su vida como surfer profesional.

El deporte para él es uno de los factores que más ordenan su vida y lo ayudan a tener más disciplina. “Te ayuda a pensar mejor, a desestresarte. El deporte te ayuda a saber que eres capaz de todo, porque lo somos”, menciona Amenero con la voz que retumba como una sentencia. Para este evento quiere mejorar su tiempo. El año pasado quedó décimo de más de mil participantes. Esta vez su meta es ganarse a sí mismo. Esa podría ser la manera de ganar el campeonato. Su disciplina lo llevará a ser una figura deportiva. Es que esa es su gran meta.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *