Un fotógrafo casado era desconocido hallado ahorcado junto a fémina

Como Alejandro Josué Cárcamo (26), fue identificado un hombre que anteayer apareció muerto dentro de una vivienda junto a una comerciante en la colonia Cerrito Lindo de San Pedro Sula.

Familiares del infortunado expresaron que lo vieron por última vez la tarde del domingo pasado, pero al ver que no llegó a su casa de la colonia Céleo Gonzales, les sorprendió, ya que no acostumbraba quedarse afuera.

Detallaron que al ver que no regresaba, salieron a buscarlo, pero nunca imaginaron que estaba muerto.

“No sabemos qué pasó, porque era un hombre de hogar, dedicado a su familia y no acostumbraba quedarse afuera de la casa, por eso comenzamos a preocuparnos pues no aparecía”, dijo Alejandro Cárcamo, padre del infortunado.

Añadió que “lo vi por última vez el domingo, cuando andaba tomando fotografías de los desfiles de la Céleo, pero mi sorpresa fue ayer (lunes) en la madrugada que me llamaron para decirme que no había llegado a la casa”.

El acongojado progenitor refirió que Alejandro Josué, era fotógrafo y trabajaba junto a él, pero nunca le comentó si en algún momento había recibido amenazas a muerte.

“No había enemistades en su contra, por lo que, no tengo idea por qué lo mataron, pero de una cosa si estoy seguro que eso no fue por cuestiones pasionales como dijeron. Pido a las autoridades que investiguen bien, porque mi hijo era cristiano y se congregaba en la iglesia Menonita”, dijo su progenitor.

Recordó que cuando andaba tomando fotografías a los niños que participaban de un desfile en la Céleo Gonzales, Alejandro Josué se le acercó, lo abrazó, le dio un beso en la mejilla y luego le dio un dinero.

Le pregunté cómo estaba y me dijo que estaba bien, pero nunca creí que sería la última vez que lo vería con vida”, recordó el doliente.

En cuanto a la comerciante expresó que “no la conocíamos, no sabemos quién es y qué andaba haciendo mi hijo en su casa; él tenía su esposa y no sabemos nada más. Nos ha sorprendido la manera cómo le quitaron la vida, por eso es que exigimos que investiguen bien”.

El pasado lunes, el muchacho apareció colgado de una viga en la sala de la vivienda de Olga Patricia Matute Rodríguez (25), quien también apareció ultimada en una de las habitaciones.

Alejandro Josué estaba sujetado de un cable para electricidad y también tenía sujetada una cobija al cuello, pero presentaba señales de haber sido golpeado.

Mientras que Matute Rodríguez, quien era originaria de Juticalpa, Olancho, fue hallada boca abajo sobre la cama, desnuda, con las manos y pies atados. Los responsables de haberla ultimado le amordazaron la boca con cinta adhesiva transparente.

La mujer que era propietaria de un minisúper que había abierto hace pocos meses, la noche del domingo pasado pidió a unos parientes que vivían con ella que se fueran a dormir al negocio, porque tendría una visita, sin darles mayores detalles.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *