Un histórico Andy Murray derrota a Del Potro y revalida el oro olímpico

Andy Murray frenó el sensacional regreso del argentino Juan Martín del Potro a primera línea del tenis al derrotarlo en la final de los Juegos de Río. Murray, que hizo historia al convertirse en el primer tenista en ganar dos oros seguidos en singles tras el que ganó en Londres 2012, se impuso a Del Potro en cuatro horas y dos minutos en una maratoniana final olímpica, el único partido disputado a cinco sets. [Narración y estadísticas (7-5, 4-6, 6-2 y 7-5)]

“Delpo”, machacado por un ritmo tremendo en la semana que duró el torneo y sacudido por las lágrimas y emociones que le arrancó su renacimiento tenístico, cerró el torneo con una impensada presea plateada, su segunda medalla tras el bronce de hace cuatro años. La plata del tenista es la segunda medalla para Argentina en Río 2016 tras el oro ganado por la judoca Paulo Pareto.

Del Potro, que llegaba de librar una batalla épica con Rafael Nadal en semifinales, arrancó el partido ya con dificultades. El argentino bregó en vano en el primer game para intentar defender su servicio y aunque devolvió dos veces el break a Murray para llegar al 4-4, acabó entregando el parcial. Al segundo set salió decidido a presentar batalla, alentado otra vez por una numerosa hinchada argentina que esta vez ganó en decibelios en la arena carioca, que había recibido al argentino con abucheos.
Lágrimas de alegría

El revés de “Delpo”, aún sin la pegada de antaño, se quedaba a veces en la red, pero el sudamericano consiguió ponerse con un ‘break’ 5-3 arriba en el marcador. Un potente drive a la derecha de su oponente le permitió finalmente igualar los parciales con su tercer ‘set point’. Murray hizo correr al argentino en la siguiente manga, igualada hasta que el vigente campeón de Wimbledon y número dos del mundo consiguió el ‘break’ para ponerse 4-2 por delante. El escocés encaminó después el set, mucho más corto que los dos primeros. Un golpe cruzado tras 36 minutos puso a Murray otra vez arriba en el marcador.
Del Potro, extenuado y cabizbajo tras el último punto de la final. KEVIN LAMARQUEREUTERS

Ambos arrancaron con sendas roturas por partida doble en el cuarto parcial, hasta que el europeo consiguió mantener su saque para el 3-2. El gigante argentino de Tandil, sin embargo, contraatacó. No sólo retuvo su servicio sino que volvió a romper para voltear el marcador su favor. Pero el pulso le falló sacando con el 5-4 arriba y Murray, autor de unos puntos de antología, le volvió a dar la vuelta al 6-5.
Lágrimas de alegría

El escocés se catapultó al oro finalmente con su segundo ‘match point’, un golpe paralelo que el maltrecho revés de Del Potro ya no pudo devolver. Murray celebró con lágrimas aún en la cancha y la hinchada argentina celebró al subcampeón con eufóricos cánticos de “Delpo, Delpo”. El argentino saludó entonces al público y recibió los aplausos del propio Murray.

Del Potro llegó a Río tras superar unos años de pesadilla, marcados por las lesiones que lo forzaron a operarse tres veces de la muñeca izquierda y una más de la derecha. Su físico quebrado estuvo a punto de ponerle fin a su carrera. En Río, al jugador que ocupa actualmente sólo el puesto 141 del ranking le tocó debutar frente a Novak Djokovic, el número uno, al que derrotó de forma sensacional pese al soberbio estado de forma en que el serbio llegaba a Brasil. Más adelante, cayó Nadal. Pero fue frente a “Nole” donde empezó la gesta que desembocó hoy en una inesperada medalla de plata, a sólo unos pasos del oro.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *