Un nuevo caso estremece a las mujeres de Colombia Por: Fredy Alberto Mosquera P.

Un nuevo caso estremece a las mujeres de Colombia

 

Por: Fredy Alberto Mosquera P.

 

Hace ocho días, en las horas de la noche un hecho interrumpe la tranquilidad a centenas de personas quienes se encontraban dentro de un centro comercial al norte de la capital colombiana e igualmente, para una mujer quien durante más de ocho años, sufrió, creyó y luchó por un propósito que jamás tuvo apoyo.

 

Lo anterior, Claudia Johana Rodríguez una mujer quien en el 2008, fue conocida a raíz de un maltrato físico por parte de su ex novio, permitiendo de manera empezar una larga historia pero con dificultades, a la hora de sentirse respaldada ya que, una vez realizada la denuncia la pareja fue encarcelada pero un juez local, lo deja libre por tener el solo hecho de haber cumplido y no ser un problema para la sociedad.

 

El suceso causa estupor generando con el paso de los tiempos, al parecer todo era tranquilidad pero para Claudia Johana, se convirtió en una pesadilla estilo Bart Simpson con Bob Patiño; debido, a las constantes persecuciones de Julio Alberto Reyes, ex pareja sentimental y según versiones de familiares de Claudia, vengarse sobre lo hecho por ella.

 

Por tanto el 10 de abril, alrededor de las 19 horas Reyes, acude a un establecimiento óptico ubicado dentro del shopping donde laboraba Claudia Johanna, reteniéndola por horas y al saber las autoridades del suceso y el acorralamiento por parte de estos Reyes, la asesina e igualmente, él resulta lesionado por la fuerza pública pero en las primeras horas del siguiente día también muere.

 

En síntesis esta circunstancia, hace pensar dos aspectos: Primero, porque la justicia fue imparcial ante un flagelo que día a día crece contra las mujeres; segundo, siendo una muerte anunciada no se tomaron medidas drásticas y tercero, aun el proyecto de castigo los padres de la patria, le es indiferente reformar. Siendo así y de acuerdo a estas palabras pronunciadas por alguien diciendo esto: “Hasta que no exista la última mujer, en este planeta ahí si se toman medidas”.

 

 

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *