Un femicida se quitó la vida en su celda del penal de Coronda

Adrián Biolatto, el hombre de 38 años que en julio del año pasado asesinó a puñaladas a su ex pareja en un pelotero de la ciudad de Esperanza, fue hallado sin vida ayer en la celda en la cual estaba alojado en el pabellón 9 de la cárcel de Coronda. Personal del Servicio Penitenciario provincial lo encontró pasadas las 8 de la mañana cuando se hizo el recuento de presos.

Extraoficialmente se supo que el compañero de celda de Biolatto había sido llevado a una audiencia a Santa Fe a las 7.30 y que una hora después se hizo la requisa. Allí los agentes lo encontraron colgando de una ventana a la que se había atado con la correa de un bolso en el que tenía sus pertenencias.

En ese sentido, se supo que Biolatto ya había protagonizado intentos de quitarse la vida. De hecho, sus defensores habían solicitado que fuera derivado del penal a un hospital.

“Existen antecedentes reiterados con dos intentos de suicidio posteriores al hecho”, señalaron sus abogados, que argumentaron que Biolatto había estado en tratamiento por adicciones entre 2012 y 2013. Por eso habían pedido el traslado a una clínica de salud mental para recuperarlo por su adicción a la cocaína, pero la Fiscalía se opuso.

Tragedia

Biolatto había sido detenido el sábado 23 de julio en la vereda de El Castillo, una sala de juegos para niños ubicada en Colonizadores 355 de Esperanza. Esa tarde, el hombre le asestó al menos 20 puñaladas a su ex pareja y madre de sus dos hijos, Nadia Gisela Schachner, quien falleció en el lugar.

El hecho criminal se produjo dentro del salón ante la presencia de un grupo de niños que festejaban un cumpleaños y fueron rescatados por los vecinos y la policía. Esos mismos vecinos intentaron impedir la huida de Biolatto cerrando el frente, por lo que el asesino atravesó con su cuerpo una puerta de vidrio, ocasionándose múltiples cortes.

Días después fue imputado por la fiscal Clelia Trossero, que le atribuyó el delito de homicidio calificado por el vínculo y femicidio en calidad de autor, en una audiencia realizada en el hospital Cullen de Santa Fe. Tras ello el juez penal Héctor Candioti le dictó la prisión preventiva en una nueva audiencia en el hospital, tras lo cual fue dado de alta y trasladado a la alcaidía de la Unidad Regional XI del departamento Las Colonias donde estuvo alojado hasta su traslado a Coronda.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *