Trump, de nuevo contra inmigrantes y refugiados

El presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó ayer la nueva versión de su polémico veto migratorio, que seguirá prohibiendo la entrada de refugiados al país y detendrá la emisión de visados a los ciudadanos de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos ellos países de mayoría musulmana.

La Casa Blanca confirmó que ayer en la mañana se produjo la firma del nuevo decreto, que entrará en vigor a las 00.01 hora local del 16 de marzo y sustituirá al polémico veto emitido el pasado 27 de enero y bloqueado por una decisión judicial.

El mayor cambio incluido en la nueva orden ejecutiva se refiere a Iraq, cuyos nacionales vieron cómo se les prohibía la entrada a Estados Unidos el pasado 27 de enero con el anterior decreto.

En esta ocasión, Trump ha decidido permitir la entrada a los iraquíes porque su Gobierno se ha comprometido a colaborar en la investigación de sus nacionales, según explicaron altos funcionarios del Gobierno de EE.UU.

A pesar de que el Gobierno de EE.UU. ha sacado a Iraq de su lista, ha detenido la emisión de visados durante 90 días a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana: Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán.

Permisos de residencia

Luego de la emisión del decreto original en enero, el estatuto permanente de los residentes poseedores de la famosa ‘greencard’ (tarjeta verde) aunque sean originarios de uno de los países excluidos, no se verá afectado por el bloqueo.

Al mismo tiempo, las personas que sean originarias de los países afectados pero que también posean otra nacionalidad escapan del bloqueo, si pueden exhibir un pasaporte válido de un país que no figure en la lista del decreto.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *