Construcción y comercio: febrero arrasó con los “brotes verdes”

Pese a que el gobierno anunció el fin de la recesión, los indicadores de la economía real se mantienen en rojo. La venta de materiales para la construcción cayó 6,7 por ciento en febrero respecto del mismo mes del 2016, reportaron ayer las principales cámaras proveedoras. En tanto, según la asociación que nuclea a los productores de cemento, los despachos cayeron en febrero al peor nivel en diez meses.

El indicador registra así doce meses consecutivos de caída en el índice, aunque este fue el menor derrumbe desde febrero de 2016, cuando la comparación interanual registró una contracción del 4 por ciento.

A pesar del resultado negativo de febrero, el indicador muestra que subió 8,16 por ciento respecto de enero.

En el primer bimestre del año, el índice Construya acumuló una caída de 6,8 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior.

Este indicador mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas líderes de todo el país que conforman el Grupo Construya.

El informe destaca que si se compara la cantidad de insumos vendida en diciembre pasado el descenso en febrero alcanza al 9,05 por ciento en términos desestacionalizados.

El dato negativo se suma a la caída en los despachos de cemento, del 0,8 por ciento en febrero, el nivel más bajo de los últimos diez meses, con una caída de 8,5 por ciento frente a enero.

La Asociación de Fábricas de Cemento Portland (AFCP) informó que los despachos de ese insumo registraron el nivel más bajo de los últimos diez meses.

En el segundo mes del año se despacharon en total 806.000 toneladas, volumen que, de acuerdo con la estadística de la cámara empresaria, sólo supera en los últimos meses al de abril de 2016.

Los despachos de cemento durante 2016 acumularon una caída anual de 10,8 por ciento (es decir, -1,3 millón de toneladas) y se ubicaron en el nivel más bajo de los cuatro últimos años, lo cual se debió al contexto recesivo en el sector privado de la construcción y al menor ritmo de las obras públicas.

Si en el primer mes del año se aguardaba un repunte en los despachos de 2,6 por ciento, ahora las cementeras recortaron esa expectativa a 1,1 por ciento (es decir, 107.000 toneladas más que el año pasado, en vez de las 292.000 toneladas que se esperaban como volumen adicional hasta el mes pasado).

El récord de despachos de cemento se registró en 2015 con 12,2 millones de toneladas, durante 2014 sumaron 11,4 millones y en 2013 fueron 11,9 millones de toneladas, precisa la estadística de la AFCP.

La fuerte recesión que se desató luego de que el presidente Mauricio Macri asumiera el poder fue analizada por la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires.

El organismo difundió un informe en el que señaló que las ventas en la ciudad de Buenos Aires cayeron en la mayoría de los sectores en 2016, con la única excepción de las jugueterías. Según el análisis en base a la información fiscal relevada, el sector “Otros artículos en supermercados” fue el que registró la mayor caída, con un 15,8 por ciento por debajo de los niveles de 2015.

Otro sector con una baja pronunciada fue el de electrodomésticos”, con un 10,1 por ciento menos que el año anterior; telefonía móvil (-8,5 por ciento), restaurantes de comidas rápidas (-3,8 por ciento), restaurantes (-3,6 por ciento) y alimentos (-2,6 por ciento) completaron el resto de los descensos, ante el aislado crecimiento de jugueterías (1 por ciento).

En el resto de los sectores las caídas fueron de 6,1 por ciento en alimentos en supermercados, 17,7 por ciento en otros artículos en supermercados, 6,2 por ciento en restaurantes y 7,1 por ciento en restaurantes de comidas rápidas.

Una “mala” temporada

La malaria se sintió en la costa. La Unión del Comercio, Industria y Producción de Mar del Plata (Ucip) informó que las cantidades vendidas por los comercios minoristas finalizaron febrero con una caída de 8 por ciento frente a igual mes de 2016.

Según la Ucip, el 74 por ciento de los comerciantes dijo que la temporada de verano 2017 fue de regular a muy mala. “La causa fundamental de la caída fue el impacto de la implementación del programa Precios Transparentes”.

El IET midió una inflación de 2,1%

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) señaló ayer que la medición de precios al consumidor que releva mensualmente fue en febrero de 2,1% y puntualizó que fue “la más alta” desde octubre de 2016. “Si bien la inflación interanual es de 28,8%, el promedio de 12 meses se mantiene en torno de 40%”, señaló. Agregó que la afectación del salario real “durante los 15 meses de la gestión de Cambiemos se mantuvo en 6% promedio”.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *