Lo que dejó el debut de Atlanta United: el spanglish del Tata Martino, el nombre xeneize de la hinchada y por qué Asad clavó un clavo

ATLANTA.- En cuanto al resultado, el primer partido oficial de Atlanta United, dirigido por Gerardo Martino y con mucha presencia argentina en el plantel, no fue positivo. El equipo iba ganando con un gol de Yamil Asad -sí, el hijo del Turco- , pero terminó cayendo por 2-1 frente a New York Red Bull, que remontó el resultado en los último 15 minutos. Sin embargo, en las tribunas, en la ciudad, fue una fiesta. Más de 55 mil personas llenaron el estadio. Cientos de miles lo siguieron por televisión. El fútbol llegó a la ciudad más poblada del estadio de Georgia. Y el fútbol siempre es alegría (hay excepciones, como las que ocurren en la Argentina en este tiempo).

En épocas de Donald Trump y de fuertes restricciones migratorias, la presencia de seis latinoamericanos en el equipo titular (se le puede sumar al norteamericano Greg Garza, que tiene ciudadanía mexicana) ya era toda una novedad en la primera plantilla oficial del equipo, que se formó durante el año pasado y que este año compite por primera vez en la Major League Soccer, la liga de fútbol más importante de los Estados Unidos. “Si se ve la alineación, el Tata Martino está apostando por el dominio del balón. Siete de los 11 son latinos, hispanos. Así que vamos a ver bonito fútbol en el debut del Atlanta United”, anunciaba uno de los periodistas de Fox Sports desde el campo de juego.

Pero el juego quedó en segundo plano. El partido adoptó ese show que suele tener cada competencia deportiva que se desarrolla en suelo norteamericano. Alcanza con ver a los más de 55 mil hinchas que colmaron el estadio. Sacados, felices. Gritando como si trataran de imitar al resto de las hinchadas del mundo. El gol, incluso, se gritó más que muchos que suelen ser decisivos, definir finales. Es más, un grupo de hinchas, probablemente familiares de los jugadores, bautizó a su pequeña hinchada como “la 12 de Atlanta”.

¿Y Martino? Fue uno de los protagonistas más aplaudidos de la noche. Cuando fue anunciado, cuando ingresó al campo, cuando salió en el entretiempo y cuando volvió a ingresar. En su primera conferencia de prensa, previa a este partido, el Tata había respondido algunas preguntas en inglés, como si se estuviera recién familiarizando con el idioma. Ayer, durante el encuentro, se lo escuchó dar indicaciones en un claro spanglish, ayudado por una serie de gestos de difícil comprensión, y otras directamente en español.

Y como todo se trata de un show… Tras el juego, y pese a la derrota, Asad fue elegido por el club como el mejor jugador de la cancha. Por eso, le hicieron inaugurar un ritual (o lo que se convertirá algún día en un ritual): clavar un clavo gigante en el estadio. Sí: el resultado fue lo de menos.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *