Dólar sigue débil y la Fed está más cerca de subir las tasas de interés

Transcurrido los primeros días de marzo, más allá de subas puntuales, el dólar todavía no recupera la senda de fortalecimiento que le permita abandonar la tónica bajista que arrastra desde diciembre, luego de la pequeña racha al alza que mostró apenas conocida la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

El dólar operó ayer la baja y cerró la semana con descenso acumulado de 0,88%. De esa forma, en el mercado mayorista el promedio de los negocios se realizó a $ 28,27. En lo que va del año la divisa estadounidense retrocedió 3,4%.

Por su parte en la pizarra del BROU, el precio del dólar al público no tuvo grandes sobresaltos. Perdió 8 centésimos en cada punta y culminó el viernes en $ 27,82 para la compra y $ 28,72 para la venta.

Las últimas señales de la Reserva Federal (Fed), no hacen pensar que el escenario tenga un cambio radical en el corto y mediano plazo, pese a que los mercados esperan una nueva suba de tasas que volvería a ser gradual.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, optó el viernes por la vía directa en un discurso en el que no dejó lugar a las dudas y señaló a la próxima reunión de mediados de este mes como fecha de la “probablemente apropiada” subida de tipos de interés.

“En nuestro encuentro más adelante este mes, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed evaluará si el empleo y la inflación continúan evolucionando según nuestras expectativas, en cuyo caso otro ajuste en los tipos de interés sería probablemente apropiado”, dijo Yellen en una conferencia en el Club de Ejecutivos de Chicago.

Cuando todos los analistas estaban listos para aplicar la lupa al texto de su intervención y descubrir indicios de la postura de la Fed sobre la fecha del próximo ajuste monetario, su presidenta decidió encarar frontalmente las dudas y apuntar directamente al encuentro previsto para el 14 y 15 de marzo.

Tras las palabras de Yellen en Chicago, las probabilidades de que la subida de tipos, actualmente entre el 0,50 % y el 0,75 %, se produzca a mediados de este mes pasaron del 50 % a comienzos del día a más del 80 % al final de la jornada.

Hasta ahora, la Fed había anticipado hasta tres ajustes monetarios en 2017, pero había eludido concretar las fechas para estos sucesivos encarecimientos del precio del dinero.

Por su parte, los economistas que participaron en febrero de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador esperan una depreciación de la moneda uruguaya más lenta que en enero. Para el cierre del año anticipan un dólar a $ 32,2, por debajo de los $ 32,5 previstos en la encuesta anterior. De cara a 2018, el pronóstico se redujo de $ 36,6 a $ 35,6.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *