Tradición que va, tradición que viene, en el Julio Mario Santo Domingo

#ST – En el escenario del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo habrá una reunión muy interesante de músicos. Allí estarán grandes exponentes de la tradición colombiana, con sonidos que incluyen a los Llanos Orientales (el Cholo Valderrama), el Caribe (Totó la Momposina) y el Pacífico (Herencia de Timbiquí).

Además, estará Carlos Vives, que tomó la tradición del vallenato y le puso otras músicas para convertirlo en un sonido internacional; Chabuco, que ha cantado diferentes ritmos, y también las propuestas novedosas de Monsieur Periné, Mónica Giraldo, Francy Montalvo, Tonina y Nella.

Todos ellos estarán el 7 de marzo con la Berklee Band, en el ‘Concierto de ida y vuelta’, como se llama este espectáculo, que oficializa la bienvenida a Berklee College of Music, una de las más destacadas escuelas de música del mundo, que ahora tendrá mucha más presencia en Colombia.

“Será un momento maravilloso para compartir con Totó la Momposina, a quien le guardo una gran admiración y quien es la máxima folclorista que tenemos, así como con los muchachos de Herencia de Timbiquí, formados como músicos y que salieron a tocar los sonidos de su tierra”, dice Orlando ‘el Cholo’ Valderrama.

El artista agrega que lo bueno de los otros músicos que lo acompañarán es que todos le han dado importancia a resaltar las propuestas colombianas.

Y de Vives comenta que fue muy importante estar en el video de celebración de La tierra del olvido, en los 20 años de esta canción, una de las más importantes de la carrera del samario.

El Cholo habla desde su finca en el departamento de Casanare, donde queda “el lugar que es mi hogar”.

Desde allí, el músico, nacido en Sogamoso, Boyacá, el 23 de agosto de 1951, sale al mundo con sus sonidos llaneros, que canta desde niño cuando su familia lo llevó a vivir a Paz de Ariporo, Casanare.

En 1978 se publicó su primer álbum, Baquiano, horizonte y verso, y 30 años después, en el 2008, obtuvo el Grammy Latino en la categoría de mejor álbum de música tradicional por su trabajo Caballo.

Precisamente, cuenta el Cholo que cuando va en uno de sus caballos es cuando más le llega la inspiración y de mejor forma. De sus ganas de andar por los llanos han salido, entre muchos otros temas, Llanero, sí soy llanero; Amor salvaje, Camina, Pedro, El coleador, Criollito, El caballo de mi silla, El negro José María, El hato donde me crie, Llegó el joropo, Soy el llano y Voy a olvidarme de ti.

“Luego, ya en mi casa y con el cuatro, que es uno de los instrumentos importantes de la música llanera y que en todo rancho del Llano hay siempre uno colgado, va saliendo la música. Y cuando está lista la canción, se la entrego a la gente del grupo Bordón Libre, que me acompaña, para los arreglos con los demás instrumentos llaneros y la grabación”, relata el artista.

Bordón Libre es un grupo conformado por músicos colombianos y venezolanos que nació en el 2004, dirigido por Jhon Harvy Ubaque, ‘D’Artagnan’, y Adrián Ariza, ‘Popeye’. Interpreta sonidos llaneros con otras músicas.

El Cholo, que es un gran referente de los sonidos llaneros en el exterior, en sus permanentes conciertos en otros países incluye en sus canciones guitarra y bandola, que también son instrumentos utilizados en las músicas tradicionales colombianas.

Y es que Orlando ‘el Cholo’ Valderrama pasa varios meses al año fuera de Colombia. Ha llegado a lugares tan lejanos como China y Rusia. Y Francia, Italia y España son otros de sus destinos, así como los más importantes festivales folclóricos del mundo, “a los que siempre hay que ir para oír otras músicas y que los demás conozcan lo nuestro”, manifiesta.

Pero cuando está en su finca, está en su finca. Se despierta muy temprano, realiza labores de ordeño, arrea ganado, monta a caballo y cuida los animales. “Para mí, esto es un goce”, cuenta.

Es tan conocedor de esa relación música-llano (incluidas su fauna y su flora) que cuando se levanta, lo primero que hace es entonar sus cantos de ordeño, que son los de la madrugada.

Cuenta que estos cantos sí influyen en la producción de las vacas, “porque si los interpreta una mujer, las vacas dan mucha más leche, pues están más relajadas”, dice.

Agrega que, al menos en el Casanare, estos cantos de vaquería siguen casi intactos. “Aunque han cambiado algunas dinámicas, incluso de los animales, no se pierden”, dice.

Y él, maestro de la música llanera, es muy feliz entonando esos cantos en su finca, especialmente los ligados a arrear el ganado.

“Es que uno les canta cosas bonitas a los animales, y ellos hacen caso y es menor la brega, por eso la música y la tierra tienen una gran relación”, concluye.

¿Dónde y cuándo?

4 de marzo, 8 p. m., Cholo Valderrama y Bordón Libre, con transmisión digital por www.teatrodigital.org. Boletas: de 10.000 a 50.000 pesos.

7 de marzo, 8 p. m. ‘Concierto de ida y vuelta’: Cholo Valderrama, Totó la Momposina, Carlos Vives, Herencia de Timbiquí, Monsieur Periné, Chabuco, Mónica Giraldo, Francy Montalvo, Tonina, Nella y la Berklee Band. Boletas: de 40.000 a 150.000 pesos. Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. Calle 170 n.° 67-51, Bogotá. Informes en 404- 2463 y primerafila.com.co.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *