“Es muy difícil ser como yo”: Amparo Grisales

#ST – Amparo Grisales le da un plus adicional a este popular reality de Caracol, que busca el mejor doble de reconocidos intérpretes musicales.

A diferencia de la mujer fuerte que vemos cada noche, Amparo reconoce que es una mujer frágil y sensible, especialmente cuando se trata de su familia. La reciente muerte de su mamá la afectó demasiado, por eso las lágrimas ahora se le escapan con más facilidad.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Cómo se ha sentido en esta temporada?

De lágrima, de risa y de mucho humor. De mucha emoción y de mucho látigo también, porque hay que decirles la verdad a los participantes. No me gustan las medias tintas, creo que eso es lo que me ha caracterizado, que soy frontal, que voy de frente. Por eso la gente confía tanto, como soy pura verdad, me creen aunque a veces los hiera un poco, pero sin ofender.

La gente, aunque uno no quiera, a veces hiere, pero nunca tengo el ánimo de ofender, sino de ponerlos sobre la tierra, bien firmes.

Al programa le pongo todo el cariño y amor que siempre me caracterizan, que es el que siempre les pongo a todos mis trabajos.

¿Cómo ha sido la interacción con Pipe y César Escola?

César es la experiencia total, es maestro en música, lo conozco desde que me dirigió musicalmente en Doña Flor y sus dos maridos. Él llegó hace muchos años a Colombia, cuando se hacían los grandes musicales de Fanny Mikey, que ya no se hacen infortunadamente porque no hay mucho patrocinio, y desde ese tiempo que llegó al país somos amigos. César hizo música para mi show, nos conocemos muy bien, lo admiro muchísimo, es un gran ser humano y viene con el látigo afilado. Y bueno, Pipe representa a la nueva generación con su música popular, es un chico joven con la experiencia de subirse a un escenario, de estar frente a las cámaras. Entonces cuando hay experiencia y cuando hay respeto por tu profesión, siempre hay camaradería y todo fluye en armonía.

¿Qué tan difícil es ser Amparo Grisales?

No todo lo que ven es como lo pintan. No todo lo que leas de mi, lo creas. No todo lo que escuches de mí, tampoco lo creas. Es muy difícil ser lo que soy. Soy un ser humano lindo, soy buena persona, soy trabajadora y me quiero muchísimo a mi misma, porque cuando no te quieres a ti mismo no puedes querer a nadie más. Soy una persona que me considero muy libre, dedicada, disciplinada y con una voluntad de hierro. Lo demás que lo digan los que conviven conmigo, los que trabajan a mi lado, los que me aman y me han dejado de amar. La esencia es mi esencia.

Le desgastan las polémicas…

Amo lo que hago, me gusta estar en armonía con las personas, no me gusta confrontarme con nadie.

No me meto en la vida de nadie. No me gusta juzgar a los demás en el sentido personal, porque estaría contradiciéndome.

¿Qué tan cercana es a la Amparo que vemos en Yo me llamo?

En este momento estoy como jurado, soy un juez, a un nivel artístico, pero en la vida real no me gusta juzgar ni herir ni tratar mal a nadie. Me gusta ser buena persona, como dice Juanes, porque es lo único que queda.

¿Cuál es el encanto de Yo me llamo?

Lo lindo de estos programas es que como su nombre lo dice son realities, y yo siempre me he caracterizado por ser real, tanto en mis personajes como en la vida real.

Soy una persona muy franca, muy sincera, una persona que enfrento y confronto, no me gusta que me mientan, ni que me anden con hipocresías. El que habla detrás de mí es porque yo voy unos pasos más adelante.

La muerte de su mamá…

Tengo todas las facetas de un ser humano. Todos experimentamos emociones fuertes en algún momento de la vida. Tengo mis debilidades y también soy frágil. Hay cosas que me hacen doblar de la sensibilidad, especialmente lo relacionado con mi familia. Y justo en el primer capítulo me tocan a mi mamá, que se fue hace muy poco.

Uno puede tener carácter, ser firme y estricto, pero no puedes perder la sensibilidad, sin ella no podría ser actriz, porque los artistas vivimos de las emociones y de ponernos en el corazón de otras personas. Entonces creo que soy todo: fuerte, frágil y sensible. Tengo el sentido del humor, muy negro, a flor de piel y cuando todo eso se mezcla gusta.

Un consejo para las nuevas generaciones

Que nunca dejen de soñar, dicen que uno muere y envejece cuando no hay sueños ni esperanzas, la idea es que nadie te eche los sueños al piso. Cuando fracasas en algo, cuando te dan un no, es para que retomes con más fuerza. Igual, hay que estudiar y meterle mucha disciplina a lo que uno quiere hacer.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *