Política antiinmigrante de Trump buscaría el resurgir de la supremacía blanca

#ST – El presidente Donald Trump lo niega tímidamente, y pese a que sus declaraciones parecen indicar el rumbo contrario muchos racistas norteamericanos lo ven como “la gran esperanza blanca”. Según Trump, sus comentarios xenófobos en las redes sociales son meros retuits, sus propuestas contra musulmanes y latinos no apelan al favoritismo de los “blancos enojados” y sus seguidores no albergan la esperanza de un Estados Unidos con una nueva supremacía blanca y europea.

Pese a los intentos -no muy contundentes- de Trump de desvincularse de los apoyos públicos de líderes supremacistas blancos, el presidente les habla a los líderes racistas y filonazis en todo el país, hasta el punto que les ha llevado a intentar “aprovechar” la oportunidad. Según el portal Infobae.

“Trump ha abierto el debate de la raza, que no se podía tratar abiertamente y que el establishment (la élite política) quería ocultar”, explica Jared Taylor, fundador de la publicación supremacistas “American Renaissance” y miembro del “Council of Conservative Citizens”, uno de los grupos supremacistas con más ramificaciones en Estados Unidos y objeto de polémica el año pasado por haber sido citado como inspiración de Dylan Roof, el joven racista que asesinó a tiros a nueve feligreses negros el pasado verano en Carolina del Sur.

Los supremacistas blancos quieren aprovechar el tirón del discurso de Trump, que ha conseguido despertar más apoyos de lo que nadie se esperaba, para poner en primera línea sus visión del mundo: su paranoia que les lleva a creer que la raza blanca está en proceso de exterminio, que Estados Unidos se está “hispanizando” demasiado rápido y su desdén a tener que compartir sus barrios o convivir con gente diferente a ellos.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *