Dos militares muertos al poner fin a fiesta de Carnaval

#ST – Con la muerte del sargento II de la GNB, Darwin Renzo Manzano Romero, de 22 años de edad y del soldado Jonathan Alberto Cardozo, de 25 años, asciende a 21 el número de policías y militares ultimados en 2017 enla Gran Caracas.

Inicialmente se dijo que Manzano Romero había fallecido en una emboscada que le tendieron a 15 GNB en un punto de control en El Delirio, Río Chico, municipio Andrés Bello, Miranda y que tres civiles estaban heridos.

Pero Ámbar Carreño, cuñada del soldado Cardozo que prestaba servicio militar en un batallón de Fuerte Tiuna, aclaró lo que pasó a las 11:00 pm de este domingo en El Delirio, sector 8 de Marzo, de San José de Barlovento.

En el hecho hubo varios heridos: un bebé de 2 años de edad, quien recibió un tiro en el abdomen y está en el Hospital de El Llanito, así como Bernardo José García, conductor de la ONA y Anthony Sanz que fue llevado a un Pronto Socorro.

Carreño explicó que en el sector 8 de Marzo se realizó una fiesta de Carnaval con su reina y que la celebración se le había notificado a la GNB. Estaba previsto que los festejos culminarían entre 11:30 y 12:00 de la madrugada, pero un convoy de ese componente se presentó de repente arrasando los kioscos de la venta de comida y disparando.

Carreño agregó que su cuñado se identificó con los GNB y les dijo que prestaba servicio en Fuerte Tiuna, que eran la misma gente, pero hicieron caso omiso, le dieron un tiro en una pierna y luego otro en la espalda. Los uniformados no le prestaron auxilio y cuando Manzano Romero fue impactado de un tiro en el cuello de inmediato lo llevaron al Hospital de El Llanito.

La cuñada de Cardozo indicó que después los GNB se introdujeron en las viviendas para ocasionar destrozos y llevarse objetos. El sector 8 de Marzo está tomado por los uniformados, dijo Carreño.

Policías ultimados. El oficial de PNB, Jhon Ramírez Vergara, de 25 años de edad, fue ultimado con disparos luego de una riña que sostuvo con tres compañeros de ese organismo, al amanecer del sábado pasado, entre las esquinas de Paradero y Patronato, La Candelaria. El cadáver quedó en la calle frente a una venta de pollos.

Ramírez estaba de guardia por 24 horas en la Policía Comunal de esa parroquia, pero a las 12:30 de la madrugada, se quitó el uniforme, vistió de civil y se fue a una discoteca con sus compañeros. Los tres acompañantes fueron detenidos por una comisión del Cicpc.

Otra víctima de la violencia fue el oficial de PNB, Ángel José Méndez Hernández, 25 años de edad, estaba adscrito al Servicio Comunal de la parroquia El Valle. Había egresado de la tercera promoción de la UNES. Momentos antes de que lo mataran en la calle principal de Colonia de Mendoza, parroquia Ocumare del Tuy, municipio Andrés Bello Miranda, robó una moto a 2 personas que le hicieron un seguimiento hasta que lo alcanzaron y sin mediar palabra lo arrollaron con una camioneta pick up y luego le dieron múltiples disparos.

La Cifra

75 cadáveres fueron trasladados a la morgue de Bello Monte entre el viernes y la mañana de este martes de Carnaval. Cuando faltan horas para que culmine el mes de febrero a esa unidad han sido ingresados 400 cuerpos de personas que murieron por diferentes causas en el área metropolitana.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *