Cinco policías de Esperanza presos por actos de corrupción y sobornos

#ST – Cinco policías fueron detenidos en la localidad de Esperanza y al menos cuatro de ellos serán acusados hoy por la fiscal adjunta María Laura Urquiza en los Tribunales de Santa Fe por delitos que van desde el peculado y el cohecho hasta la malversación de fondos y el incumplimiento de los deberes de funcionario público. Entre los acusados está el Inspector de Zona (subdirector de policía) a cargo de las comisarías de Esperanza, Humboldt y Empalme San Carlos; un uniformado que actuaba como su secretario y el jefe y la subjefa de la comisaría 1ª de esa ciudad cabecera del departamento Las Colonias.

Los uniformados fueron detenidos el fin de semana, cuando allanaron sus domicilios, y luego a cuatro de ellos los pasaron a disponibilidad. Ayer por la mañana efectivos de la División Asuntos Internos de la policía de la provincia junto a la fiscal Urquiza requisaron por segunda vez la comisaría 1ª, ubicada en Pueyrredón casi esquina San Martín.

La fiscal Urquiza valora si imputará además a otro efectivos de policía santafesina y a un civil en el marco de la causa que, según se conoció extraoficialmente, habría comenzado con la denuncia de otro uniformado. “En principio no estarían relacionados a investigaciones sobre robos producidos en la ciudad (Esperanza) sino a delitos de cohecho y peculado porque habrían pactado favorecer a alguien en algún proceso de investigación y también haberse hecho de elementos secuestrados a causas judiciales”, explicó la representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) a medios esperancinos. La causa se inició hace alrededor de un mes. Luego la fiscal sumió la pesquisa en un cerrado hermetismo. Incluso evaluará hasta último minuto si la audiencia será pública ya que “se ventilarán hechos que podrían hacer peligrar el resto del expediente, que tiene una complejidad destacable”, indicó una fuente allegada a la causa.

Los delitos por los que se acusarán a los policías son todos contra la administración pública y componen lo que comúnmente se conoce como actos de “corrupción”. El “peculado”, que es cuando una persona se queda con dinero público que debía administrar; el abuso de autoridad por acción u omisión conocido como “incumplimiento de los deberes del funcionario publico”; el cohecho (soborno); la malversación de caudales públicos y el enriquecimiento ilícito.

Conmoción

Los 40 mil vecinos de Esperanza, cabecera de departamento Las Colonias, no salen de su conmoción. El viernes un alto jefe policial y su secretario fueron detenidos por efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI). La orden fue impartida por la fiscal Urquiza, a cargo de la Unidad Fiscal San Justo, quien desde hace unos seis meses suplanta a Clelia Trossero, con licencia por cuestiones de salud. Los primeros detenidos fueron J.B, Inspector de la 1ª Zona; y su secretario G.S. A ambos empleados se les allanó su domicilio y se realizó un registro de la seccional 1ª, que sería el eje de la pesquisa.

El sábado fue el turno del jefe y sub jefa de la comisaría 1ª de Esperanza: M.M. y C.B, quienes fueron detenidos dentro de la seccional. La fiscal Urquiza se llevó de la comisaría el libro de guardia. Estos dos oficiales serían imputados por el delito de “falsificación de instrumento público y omisión de los deberes de funcionario público”, según indicó una fuente allegada a la pesquisa.

Los cuatro quedaron detenidos y hoy afrontarán la audiencia imputativa. El jefe de policía de provincia, José Luis Amaya, dispuso el pase a disponibilidad preventiva del grupo. Como el operativo se extendió a lo largo de dos días, durante el fin de semana desde el Ministerio Público de la Acusación se gestionó la extensión de la imputación para los dos primeros policías que fueron detenidos el viernes en Esperanza. Hoy ambos serán los primeros en sentarse en el banquillo de los acusados desde las 9.

Causas inventadas

Las sospechas no se cierran sólo sobre ellos. Junto a la sub jefa de la 1ª también fue detenido su esposo, que también es policía y fue identificado con las iniciales de su nombre, J.P.P. A este quinteto de uniformados de la Unidad Regional XI se le sumó un civil, privado de la libertad el sábado por la mañana. Es un hombre que contaría con prontuario. Respecto de estas dos personas la fiscal valoraba al cierre de esta edición si les imputaría algún delito.

Con respecto al alcance de la investigación, y debido al hermetismo impuesto por la fiscal, sólo hubo versiones informales. Todos los voceros se mostraron cautelosos. “Es muy poco lo que se dejó filtrar desde la Fiscalía, pero estaría basada en la connivencia con delincuentes. Apretaban gente para levantar causas”, indicó un vocero. Hoy los policías se sentarán a escuchar la imputación y qué medida cautelar reclama para ellos la representante del MPA.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *