El hijo de Lázaro Báez se despegó del manejo de las empresas y apuntó a su padre: “Las decisiones las tomaba él”

El hijo mayor del detenido Lázaro Báez , Martín, afirmó hoy que su presencia en las empresas del grupo era “meramente formal” y apuntó a su padre ante la Justicia en el escrito entregado al juez federal Claudio Bonadio , durante su declaración indagatoria en la causa Los Sauces.

“Nuestra presencia era una cuestión meramente formal, motivada en una relación de confianza, al sólo efecto de conformar los requisitos legales para la constitución de las sociedades o para la existencia de órganos de decisión. En consonancia con ese marco, el gobierno de las acciones o las decisiones empresariales eran tomadas por nuestro padre. Luego, su materialización estaba a cargo de los departamentos especializados en cada rubro”, declaró Martín según el escrito al que tuvo acceso LA NACION.

“Las decisiones financieras, contables o tributarias eran abordadas por los contadores de las empresas o por asesores externos. Las decisiones comerciales por las personas con conocimiento en dicha materia”, agregó el hijo del empresario kirchnerista encarcelado.

También afirmó que cada puesto que ocupó como accionista o directivo de las sociedades “estaba precedida de una decisión tomada por mi padre y basada, únicamente, en criterios de confianza”.

“Mi capacidad de decisión o la de mis hermanos en la toma de decisiones empresariales, o en la incorporación en carácter de socios o miembros del órgano de decisión, estaba directamente vinculada a una decisión de organización de nuestro padre respecto de sus empresas”, agregó.

“Así se conformaban las posiciones de todos sus hijos en los distintos proyectos que encaraba nuestro padre dentro del seno familiar. No otra cosa nos unía y nos une a él que el hecho de ser parte de la misma familia”, afirmó después.

Asimismo, advirtió: “Con relación a las otras personas que vienen mencionadas en este legajo en carácter de imputados quiero decir que mi conocimiento sólo alcanza a aquellos dependientes de las empresas de mi padre. El conocimiento que tengo de ellos, y ellos de mí, es meramente coyuntural y limitado al vínculo laboral sin haber forjado ningún otro tipo de relación. No tuve ni tengo trato, relación o vínculo con los integrantes de las empresas contratadas”.

Martín Báez fue indagado pero no respondió preguntas y sólo dejó en el juzgado un escrito junto a sus abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari.

Ahora resta conocer la declaración de su hermano Leandro, quien de acuerdo a información de la agencia Télam tendría una actitud distinta respondería preguntas ante Bonadio.

Leandro cambió de abogados y actualmente lo defiende Julián Schettini, al igual que a su hermana Luciana Báez, citada para mañana.

Martín Báez arribó a los tribunales de Comodoro Py 2002 poco antes de las 9 e ingresó a la secretaría de Bonadio donde se lleva la causa y presentó el escrito ante el fiscal Carlos Rivolo en la causa donde está acusado por supuesto cohecho a raíz del pago de alquileres por parte de sus empresas a la sociedad “Los Sauces”, de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *